BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

lunes, 21 de marzo de 2011

2º de Bachillerato: Ortega y Gasset: Líneas principales de su pensamiento

LÍNEAS PRINCIPALES DEL PENSAMIENTO DE ORTEGA Y GASSET


Ortega y Gasset
 Ortega parte de una concepción de la filosofía, según la cual ésta ha de someterse a tres condiciones o imperativos, que la diferencian tanto de las ciencias, como de la religión:
1º) IMPERATIVO DE PANTONOMÍA O TOTALIDAD, por el cual la filosofía aparece como un saber o conocimiento global de la realidad, pues pretende abarcar la totalidad del universo (como dice Ortega, de "todo lo que hay"). Esto la diferencia de las ciencias, que sólo se ocupan de estudiar partes concretas de la realidad.
2º) IMPERATIVO DE AUTONOMÍA, por el cual la filosofía renuncia a apoyarse en ningún presupuesto previo: trata de buscar el fundamento de la realidad, abandonando cualquier punto de partida o supuesto preconcebido (por ejemplo, religioso).
3º) IMPERATIVO DE CLARIDAD Y RIGOR. La claridad, dice Ortega, es la "cortesía del filósofo": la filosofía, por ser un conocimiento riguroso, debe expresarse en conceptos claros y comprensibles; es conocimiento teórico, por tanto, alejado de cualquier fe o misticismo. Esto la diferencia de la religión.
Ortega rechaza tanto el realismo como el idealismo de la tradición filosófica anterior: Para el REALISMO (Platón, Aristóteles, Tomás de Aquino...), la realidad es excluisivamente el SER, la SUSTANCIA, fija e inmutable; en cambio, para el IDEALISMO (Descartes, Kant, Neokantianos...), la realidad es mental y se reduce a las IDEAS de la razón. Ortega rechaza ambas posiciones: según Ortega, la realidad radical es algo más profundo y anterior a cualquier idealismo o realismo: es la VIDA; pero no entendida como lo hizo Nietzsche, de un modo biológico o general, sino la VIDA CONCRETA, es decir, la tuya o la mía, en suma, la de cada ser humano individual, que siempre se desenvuelve en una CIRCUNSTANCIA concreta con la que ha de enfrentarse. Lo real no es, pues, ni el Yo, ni el Mundo por separado, sino el Yo y el Mundo en su mutua relación; dicho de otro modo: EL YO Y LA CIRCUNSTANCIA (EL MUNDO) SON LAS DOS DIMENSIONES FUNDAMENTALES DE LA VIDA HUMANA.
En ¿Qué filosofía?, Ortega utiliza una serie de conceptos nuevos para describir las categorías de esa nueva realidad fundamental que cree haber descubierto:
1º) Vivir es ENCONTRARSE EN EL MUNDO, viviendo sin justificación previa. El hombre aparece de repente situado ante la vida y se ve obligado a enfrentarse a ella. Es lo que describe Ortega diciendo que la vida es "naufragio".
2º) La vida es PROBLEMA, es algo problemático, con lo que el ser humano tiene que ocuparse, quiéralo o no: es algo que tiene que resolver en cada caso o circunstancia concreta.
3º) La vida es ANTICIPACIÓN Y PROYECTO: el hombre ha de proyctar qué va a hacer con su vida, cómo va a construirla; porque la vida no es algo dado, o definido, sino algo que ha de definir el hombre, eligiendo cómo actuar en cada momento, a fin de otorgarse un ser determinado.
4º) La vida es, por tanto, LIBERTAD DE ELECCIÓN, dentro de las posibilidades que ofrece la circunstancia concreta que le ha tocado vivir al sujeto.
5º) Toda vida se define por su PERSPECTIVA, es decir, por el punto de vista peculiar que adopta en relación con la realidad que le rodea, y que viene definida por la circunstancia que rodea al yo del sujeto y por las posibilidades que éste le ofrece. La teoría del conocimiento de Ortega es, pues, un PERSPECTIVISMO: Vida y perspectiva se implican mutuamente.
Cada sujeto implica una determinada perspectiva, un determinado punto de vista sobre la realidad. Ésta, a su vez, se descompone en miles de facetas diferentes. Conocer la verdad requiere reunir el mayor número de perspectivas posibles sobre la realidad, para completarlas mutuamente. El conocimiento "más verdadero", según Ortega, es aquel que logra integral un mayor y mejor número de perspectivas (más valiosas) sobre la realidad que nos rodea. Ortega critica, de paso, el perspectivismo relativista de Nietzsche: para Ortega, el conocimiento de la realidad que proporciona cada perspectiva es siempre objetivo, aunque parcial.
6º) La característica fundamental de la vida es su TEMPORALIDAD: La libertad y la perspectiva que caracterizan a la vida no son estáticas, sino que se despliegan en el tiempo, de manera que toda vida tiene un carácter histórico, es HISTORIA. "El hombre -dice Ortega- no tiene naturaleza, sino que tiene historia". Dentro de la historia se definen y varían tanto el yo como la circunstancia, así como las pespectivas que el yo va adoptando frente a ella (en este punto, Ortega coincide con los planteamientos expuestos por el filósofo alemán Martin Heidegger en su libro Ser y tiempo (1927), aunque completándolos con elementos tomados del historicismo de Dilthey).
La vida utiliza la razón para enfrentarse a la circunstancia que la rodea, interpretarla, comprenderla y hacerse una idea de ella, con el objetivo de actuar en consecuencia y elaborar sus proyectos vitales. Ortega rechaza la "razón pura" de Kant y sus maestros neokantianos, por su abstracción y a-historicidad: la razón es una función de la vida -como supo ver Nietzsche- es RAZÓN VITAL, pero es también RAZÓN HISTÓRICA, porque el conocimiento de la realidad, de las circunstancias, que proporciona la razón, va cambiando con el tiempo. Sólo la razón histórica puede entender, por tanto, las transformaciones que experimenta la vida humana a lo largo del tiempo, permitiéndole comprender cómo ha sido y qué ha hecho el hombre a lo largo de la historia: sólo así podrá elaborar proyectos viables para el futuro.
A la hora de enfrentarse a la circunstancia que le rodea, el hombre no parte de cero, sino que se encuentra siempre formando parte de una sociedad determinada. En ella se encuentra con una serie de CREENCIAS e IDEAS que condicionan su horizonte vital y sus posibilidades de acción. Las "creencias" son aquellos contenidos intelectuales (valores, costumbres, etc.) que condicionan en arte, la ciencia, la economía, la política, la moral... de cada generación humana y de cada individuo concreto que forma parte de ella. Ambos heredan de la generación anterior una serie de perspectivas sobre la realidad aparentemente irrefutables, que aceptan de un modo irreflexivo; en cambio, las "ideas" soin aquellos contenidos o pensamientos que ciertos grupos humanos crean en un momento concreto, y que plantean nuevos proyectos de vida, descubren nuevos horizontes y abren nuevas perspectivas sobre la realidad. Con el tiempo, esas ideas nuevas, si llegan a imponerse, pasan a ser ellas mismas creencias.
El individuo, en cada época, puede adoptar dos posiciones: o perder su identidad personal, aceptando irresponsablemente las creencias heredadas y viviendo de acuerdo con lo que piensa la gente, la MASA (llevando una VIDA INAUTÉNTICA), o decidirse a seguir su VOCACIÓN personal, su propio proyecto de vida, planteando ideas nuevas; y lo mismo sucede con las generaciones, es decir, con los nuevos grupos humanos que se van sucediendo a lo largo del tiempo: hay generaciones caracterizadas por la autenticidad y otras que adolecen de inautenticidad.
La FILOSOFÍA DE LA HISTORIA de Ortega y su TEORÍA POLÍTICA se basan en la TEORÍA DE LAS GENERACIONES. La identidad de los individuos viene dada por su pertenencia a una determinada generación, es decir, a un grupo de individuos nacidos cada quince años, aproximadamente, que comparten ciertas creencias sobre la realidad. Pero dentro de cada generación histórica siempre hay dos sectores: la masa, que se conforma con pensar lo que piensa la mayoría, sin ponerlo en discusión, y una élite de individuos, la MINORÍA INTELECTUAL, que introduce ideas nuevas, nuevos valores y perspectivas sobre la vida y la realidad. Es esa elite intelectual la que considera Ortega debe encargarse de dirigir la política de un Estado, introduciendo en él un sentido de altura y perfección através de la educación de las masas; cuando esto no se produce, y las elites intelectuales retroceden frente a la masa y sus dirigentes, se produce lo que Ortega denomina REBELIÓN DE LAS MASAS, que acarrea una profunda crisis social y cultural, fruto de la falta de auténtico liderazgo intelectual y político.
Análogamente, Ortega distingue entre GENERACIONES ASCENDENTES Y DESCENDENTES dentro de la historia: ascendentes serían aquellas generaciones abandonan los moldes intelectuales hereados de la generación anterior y proyectan nuevos ideales de vida; descendentes o conformistas serían, en cambio, aquellas que se limitan a aceptar las creencias y formas de vida heredadas del pasado, sin aportar nada original.

A continuación, os ofrezco una presentación Power Point con un resumen del pensamiento orteguiano:

http://www.slideshare.net/mpcole/presentacin-lneas-principales-del-pensamiento-de-ortega-y-gasset-7949267

No hay comentarios:

Publicar un comentario