BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

martes, 8 de octubre de 2013

1º de Bachillerato: Metafísica y vampiros: El intrépido doctor Abraham van Helsing, "filósofo metafísico"


Peter Cushing, filósofo metafísico

   Uno de los personajes más fascinantes de la literatura filosófica es el profesor Abraham van Helsing, uno de los protagonistas de la novela Drácula (1897) de Bram Stoker. Es un doctor neerlandés de edad avanzada y de variados intereses y logros, en parte confirmado por la serie de títulos que posee: doctor en medicina, doctor en filosofía, doctor en letras, etc. Está inspirado en Gerard van Swieten, médico holandés, que llegó a trabajar para la emperatriz María Teresa de Austria y realizó, por encargo de ésta, los primeros estudios sobre vampiros.
   En la novela, van Helsing es llamado por su antiguo estudiante, el Dr. Seward, a ayudar con la misteriosa enfermedad de Lucy Westenra. Es van Helsing el que se da cuenta de que Lucy es víctima de un vampiro y guía al Dr. Seward y sus amigos en sus esfuerzos para salvar a Lucy.
   Algunas adaptaciones cinematográficas de la novela han tendido a resaltar el rol de Van Helsing como un experto en vampiros, como si esta fuese la ocupación principal del personaje. En la novela original, sin embargo, el Dr. Seward no sospecha de esta característica de su viejo amigo (y además, no tiene sospechas de que los vampiros realmente existen) y le pide su ayuda simplemente porque la aflicción y enfermedad de su querida Lucy lo habían desconcertado y van Helsing sabía de "males extraños" como nadie más en el mundo.

Anthony Hopkins, presto a
enfrentarse con las fuerzas
del mal
 
   En el cine, el personaje de Van Helsing ha sido interpretado por actores de primera fila:: Edward Van Sloan, en la película de Universal Studios Drácula de 1931; Peter Cushing en Drácula del año 1958 de Hammer Films; Laurence Olivier en la de 1979, Anthony Hopkins en Drácula de Bram Stoker (1992) -la mejor, a mi modesto entender-, y Mel Brooks en una parodia hecha en 1995. Citaré, solo para completar la serie, la patética interpretación que ofrece Hugh Jackman en la película Van Helsing (2004) de Stephen Sommers, en la que el personaje no se corresponde con ninguna de las características del original, se nos presenta como un musculoso caza-vampiros, y, para rematar, se supone que es la encarnación del arcángel Gabriel.
   A continuación, os transcribo el fragmento de la novela, en el que el Dr. Seward solicita la ayuda de su amigo, para luchar contra las terribles fuerzas ocultas del mal, encarnadas por Drácula:

   "(...) He hecho lo mejor que sé: le he escrito a mi viejo amigo y maestro, el pro-
fesor van Helsing, de Amsterdam, que es una de las personas que más
conocimientos tiene sobre enfermedades raras en el mundo. Le he pedido
que venga, y como tú me dijiste que todas estas cosas estarían a tu cargo,
te he mencionado a ti y tus relaciones con la señorita Westenra. Esto, mi
viejo amigo, es en obsequio de tus deseos, pues yo me siento demasiado
orgulloso y demasiado feliz de poder hacer lo que pueda por ella. Yo sé
que van Helsing hará cualquier cosa por mí por una razón personal, así es
que no importa por qué motivos venga, debemos aceptar sus deseos. Es un
hombre aparentemente muy arbitrado, pero esto es porque él sabe de lo
que habla más que ninguna otra persona. Es un filósofo y un metafísico, y
uno de los científicos más avanzados de nuestra época; y tiene, supongo,
una mente absolutamente abierta. Esto, con unos nervios de acero, un
temperamento frío, una resolución indomable, un autocontrol y una toler-
ancia exaltada de virtudes y bendiciones, y el más amable de los más sin-
ceros corazones que laten, forman su equipo para la noble tarea que está
realizando por la humanidad, trabajo tanto en la teoría como en la práctica,
pues su visión es tan amplia como lo es su simpatía. Te cuento esto para
que tú puedas saber por qué tengo tanta confianza en él. Le he pedido que
venga inmediatamente. Mañana veré otra vez a la señorita Westenra. Nos
veremos en la ciudad, de manera que yo no alarme a su madre con mi
visita.
"Tu amigo,
JOHN SEWARD"
      

No hay comentarios:

Publicar un comentario