BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

martes, 15 de enero de 2013

1º de Bachillerato: Realismo y cinematografía: Sergei Eisenstein



   El gran director ruso Sergei Eisenstein (1898-1948) dijo sobre sí mismo: "No soy realista. Soy materialista. Creo que las cosas materiales, la materia misma, nos da las bases de nuestras sensaciones. Me aparto del realismo para ir hacia la realidad."
   Sería, efectivamente aventurado, identificar a Eisenstein con el realismo, tal como lo estudiamos en teoría del conocimiento. Su concepto de la realidad coincidiría más bien con el materialismo dialéctico y sus leyes, basadas en la contradicción (tesis-antítesis y síntesis), entre imágenes contrapuestas, o simplemente distintas. Sin embargo, sí cabe encontrar cierta afinidad entre la "teoría fotográfica del conocimiento", o "teoría del reflejo", sostenida por Lenin, y la práctica cinematográfica del genial Einsenstein.
   Por lo demás, Eisenstein se opuso al montaje clásico, tal como lo concibe Griffith, y basó su concepción del montaje en los ideogramas japoneses, en los que dos nociones yuxtapuestas dan lugar a una tercera noción (por ejemplo: "puerta + oreja = oír"). Para Einstein, el montaje es "una idea que surge del choque dialéctico entre dos ideas, independientes la una de la otra", dando lugar a una imagen o idea sintética, más compleja, resultado de las otras dos.
   Sea realista, o materialista, El Acorazado Potemkin (1925) sigue siendo una de las películas más grandes de la historia del cine, no sólo por su trasfondo teórico, sino también por la fuerza emocional y el ansia de justicia social que aún transmiten sus imágenes. Si la teoría del conocimiento realista de Lenin tuvo este resultado, no podía estar del todo equivocada. Comprobadlo por vosotros mismos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada