BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

viernes, 25 de enero de 2013

2º de Bachillerato: Ciencia y filosofía en Descartes

   
    "Dos motivaciones poderosas movieron a Descartes: los temas científicos, matemáticos, físicos y fisiológicos, y los temas filosóficos dessarrollados en su Método, las Meditaciones y los Principios de  filosofía.
   ¿Cómo se relacionan estos dos tipos de investigación? ¿Por qué necesita introducir ideas ffilosóficas que justifiquen sus desarrollos científicos?
   "Descartes concibe, ante todo, el mundo como una encarnación de la geometría. El descubrimiento de la geometría analítica le permite unir espacio y cantidad, curvas y ecuaciones en el marco de las coordenadas que llevan su nombre. Con ello Descartes acierta a explicar con precisión las razones de algunos fenómenos. Se puede calcular y predecir. El universo es matematizable y en el límite equivale a una gran máquina de la que se podría trazar el diagrama de su funcionamiento. Es decir: la materia se identifica con la extensión.

   "No es el peso, ni la dureza, ni el color lo que constituye la naturaleza del cuerpo, sino la extensión sola."

   Este mecanismo, la concepción puramente extensiva de la física, ganará muchos adeptos por su sencillez, precisión y facilidad de visualización. Su mecánica es una cinética del choque [de partículas o corpúsculos] que convierte el mundo en un ingenioso e inmenso billar. Todo lo que ocurre se puede reducir a curvas y ecuaciones. Este geometricismo es, como dice Koyré "el pecado original -pero tan fecundo- del cartesianismo".
   Su física matemática intenta someter a medida al mundo entero de los fenómenos.
 
   "Declaro aquí francamente que no conozco otra materia de las cosas corporales que la que puede ser dividida, figurada y movida de alguna manera, es decir, la que los geómetras denominan cantidad, y que toman por el objeto de sus demostraciones... puesto que se puede dar razón en esta forma de todos los fenómenos de la naturaleza... no pienso que se daban aceptar otros principios de la física."

   Con arreglo a ello Descartes desecha cualquier otro tipo de interpretación de la naturaleza no reductible a matemáticas

   "No recibo principios de física que no sean también recibidos en la matemática, a fin de poder probar por demostración todo lo que yo deduciré de ellos, y esos principios serán suficientes, de modo que todos los fenómenos de la naturaleza puedan ser explicados."


 

   Descartes posee, pues, un instrumento eficaz: la geometría analítica, que parece dar cuenta de los fenómenos. ¿Por qué entonces ir más allá, tratando de buscar un método que sea superior a la pura geometría?
   [Descartes] está convencido de que ha hecho todo lo que tenía que hacer en el plano científico: [a saber: reducir todos los fenómenos a los principios de la matemática]:

   "Por lo demás, habiendo determinado como he hecho en todo género de cuestiones lo que se puede hacer, mosttrando los medios de hacerlo, pretendo que no se debee solamente creer que he hecho algo más que los que me han precedido, sino también que debe existir la persuasión de que nuestros descendientes no encontrarán nunca nada en esta materia que yo no pudiera haber encontrado tan bien como ellos, si hubiera querido tomarme el trabajo de buscarlo."

   La confianza en la razón es total. [Descartes] ha sentado unos principios y está seguro de sus aplicaciones posibles. La tarea científica queda ya para otros. Él se va a preocupar del método en sí mismo y de las ideas filosóficas que lo justifican y sostienen. Descartes pretende con su sistema filosófico culminar su sistema científico." (Alberto Hidalgo Tuñon / Carlos Iglesias Fueyo / Ricardo Sánchez Ortiz de Urbina, Historia de la Filosofía, Anaya, 1978, pp. 261-262)

No hay comentarios:

Publicar un comentario