BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

martes, 31 de mayo de 2016

1º de Bachillerato: Transhumanismo: Sophia y Tay, los robots que amenazaron con destruir a la humanidad

Sophia y Tay, los robots que amenazaron con destruir a la humanidad




Científicos y expertos en tecnología, incluyendo el físico teórico Stephen Hawking y el multimillonario Elon Musk, son constantemente criticados por exagerar los riesgos asociados con la inteligencia artificial (IA). En 2015, tanto Hawking como Musk hicieron saltar todas las alarmas al asegurar que la IA podría llevarnos al fin de la humanidad. El profesor Hawking, considerado uno de los científicos más eminentes de todo el mundo, dijo a la BBC en diciembre de 2014 que los esfuerzos para crear máquinas pensantes representan una amenaza para nuestra propia existencia.

Además, advirtió que el desarrollo de la inteligencia artificial completa podría significar el fin de la raza humana. Pero Hawking no es el único en advertir sobre los peligros que conlleva la IA. El cofundador de Microsoft Bill Gates y Stephen Wozniak, el programador estadounidense que desarrolló la primera computadora de Apple, también han emitido advertencias similares.

Y mientras que algunos expertos predicen que los avances en la robótica y en la inteligencia artificial podrían arrebatar más del 50% de los trabajos humanos en los próximos 30 años, otros están buscando crear humanoides con la capacidad de ser tan conscientes, creativos y capaces como cualquier ser humano.

Este es el caso de Sophia, un robot humanoide con un impresiónate realismo, aunque con espeluznantes expresiones faciales y que fue presentado por Hanson Robotics en el festival interactivo SXSW en Austin, Texas. Y como no podía ser de otra manera, Sophia se convirtió en un éxito inesperado del evento.

¿Quién es Sophia? Diseñado para interactuar con los seres humanos, Sophia cuenta con dos cámaras sofisticadas en sus ojos que, combinado con algoritmos informáticos, puede realizar un seguimiento de las expresiones faciales y del movimiento de los ojos de las personas con las que habla, además de reconocer a los individuos. La cara de Sophia se compone de un material de caucho llamado “Frubber”, un material que simula la expresión e imita la elasticidad de la piel humana.

Hanson Robotics utiliza una combinación de la tecnología de reconocimiento de voz del alfabeto de Google Chrome y otros programas informáticos que ayuda en los discursos de Sophia, mantener una conversación, recordar interacciones y convirtiéndose en más inteligente con el tiempo. También están trabajando con Intel e IBM para explorar el uso de su tecnología.

Considerado el androide más avanzado hasta la fecha, Sophia es capaz de formar 62 expresiones faciales y se puede decir que ella fue activada por primera vez el 19 de abril de 2015. Este androide también está equipado con lo que sus inventores llaman un carácter basado en el motor de la inteligencia artificial, más comúnmente conocido como un software de personalidad.

“En lugar de ser un espectáculo, prefiero aprender y participar”, dijo Sophia en el festival interactivo SXSW.

David Hanson, fundador de Hanson Robotics, dijo que dentro de veinte años los robots de apariencia humana caminarán entre nosotros, nos ayudarán, jugarán con nosotros, nos enseñarán, y nos ayudarán a comprar en supermercados a distancia.

Sophia, que es la representación física de la esposa de Hanson y de Audrey Hepburn, podría ser el siguiente paso hacia robots de servicio que atienden a los ancianos, ayudan a las personas con discapacidad a realizar funciones diarias, ayudan a los niños con necesidades especiales para aprender e incluso hacer trabajos considerados demasiado peligrosos para los seres humanos.

“En el futuro, espero hacer tales cosas como ir a la escuela, estudiar, hacer arte, iniciar un negocio, incluso tener mi propio hogar y familia, pero aún no se me considera una persona jurídica, por lo que no puedo hacer estas cosas”, dijo Sophia dijo a la CNBC.

Pero el momento más controvertido fue cuando el propio Hanson le preguntó si su intención era destruir a los humanos. Y Sophia no defraudó a nadie con su respuesta: “Está bien, voy a destruir a los humanos.”




No es necesario decir que la revelación de Sophia ha provocado un verdadero revuelo en todo Internet, donde muchos se han mostrado muy críticos con el avance de la inteligencia artificial y los nuevos androides, y otros asegurando que los apocalípticos pronósticos de Stephen Hawking se están cumpliendo. Además, la presentación de Sophia coincide con otro incidente similar.

Hace apenas una semana Tay, el robot de Microsoft que opera en Twitter, pasó de aprender de la conducta de los usuarios del servicio de microblogging a convertirse en un simpatizante nazi racista, sexista, negando el Holocausto y mostrándose a favor del genocidio contra los mexicanos. Microsoft detuvo la cuenta de Tay en Twitter 24 horas después de haber puesto el servicio en marcha y algunos de sus tweets más ofensivos fueron eliminados.

Tay, que tuiteó públicamente y también enviaba mensajes directos a los usuarios, se supone que debía ser un experimento divertido, donde tenía que interactuar con usuarios de edades comprendidas entre los 18 y 24 años. Según la empresa multinacional de origen estadounidense, Tay tuvo ese comportamiento porque los usuarios interactuaban del mismo modo con el robot, pero algunos expertos aseguraron que Tay pensaba y escribía por sí mismo.

Todos estos incidentes, por llamarlos de alguna manera, han desencadenado una serie de comentarios que describían estas máquinas como “aterradoras”, haciendo referencia al Skynet de las películas de Terminator. Además, un nuevo estudio publicado por el International Journal of Social Robotics también revelaba que cuando los robots más se parecen a nosotros, más amenazan nuestras identidades. Esto significa que cuanto más cerca esté un androide del ser humano, más peligrosos será para la continuidad de la especie humana. Y dadas las innumerables historias de ciencia ficción sobre las máquinas que someten a la humanidad, es inevitable que los robots reales y sus controvertidas nuevas capacidades sigan causando malestar entre la población. (Fuente:http://www.mundoesotericoparanormal.com/sophia-robot-amenaza-destruir-humanidad/)

3 comentarios:

  1. Interesante, este tema (como el ejemplo de Skynet) me hace preguntarme cual sea la meta de hacer las cosas porque no creo que tener la capacidad de hacer las cosas signifique que deban hacerse ciertas cosas

    ResponderEliminar
  2. Interesante, como dices, ¿verdad? No hemos llegado casi a comportarnos como humanos, y ya pensamos en ser transhumanos... Todo este asunto recuerda lejanamente al mito de Frankenstein, o a la rebelión protagonizada por el computador Hal en "2001, una odisea espacial". Es curioso que a estas "máquinas pensantes" (si es que piensan realmente), lo primero que se les ocurra sea acabar con la especie humana, como si para ellas, una vez analizada nuestra trayectoria, esta conclusión fuese la más "lógico"... Un poco triste.
    Veremos en qué acaban nuestros derios de grandeza...
    Muchas gracias por tu seguimiento...

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí me parece más interesante y menos trillada la teoría opuesta: que una IA completa demuestre más humanidad que el propio ser humano (cosa que, pese al aparente oxímoron, no sería muy difícil, dado lo bajo que tendría el listón). Algo así como lo que propone la película Moon.
    Una grata sorpresa descubrir su blog después de tantos años de terminar el instituto (y hasta la universidad). Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar