BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

jueves, 21 de marzo de 2013

1º de Bachillerato: Alfred Russel Wallace: Evolución y espiritismo


  

 Alfred Russel Wallace (1823 – 1913) fue un naturalista, explorador, geógrafo, antropólogo y biólogo británico, conocido por haber propuesto independientemente una teoría de evolución por medio de selección natural que motivó a Charles Darwin a publicar su propia teoría. Injustamente postergado, Wallace fue uno de los pensadores evolucionistas más destacados de su época, y realizó varios aportes al desarrollo de la teoría de la evolución, además de haber desarrollado el concepto de selección natural.
   Pero lo que ya es menos conocido es que Wallace, a pesar de su innegable rango como científico, tuvo también, como muchos otros intelectuales de su época, un marcado interés por el espiritismo. Su creencia en el origen inmaterial de las facultades mentales creó controversia entre los científicos, especialmente con otros pensadores evolucionistas.
   En su juventud, Wallace experimentó con la hipnosis, entonces conocida como mesmerismo. Más tarde, estableció una conexión entre el mesmerismo y sus posteriores investigaciones sobre el espiritismo. Consideraba que la ciencia oficial podía ser tan intolerante respecto de estos fenómenos, como la religión lo había sido en el pasado con la propia ciencia, y que el verdadero científico ha de tener la mente abierta a todo tipo de posibilidades, incluso las más extravagantes. En 1883 afirmaba:

   "Así aprendí mi primera gran lección en la investigación de esos oscuros campos del conocimiento: nunca aceptar el descreimiento de grandes hombres o sus acusaciones de impostura o imbecilidad como si fueran un peso cuando son opuestas a las repetidas observaciones de hechos indudablemente, sanas y honestas, realizadas por otros hombres. Toda la historia de la ciencia nos enseña que siempre que hombres sabios y educados de cualquier edad han negado los hechos de otros investigadores basados en argumentos a priori de absurdo o imposibilidad, los que negaban siempre han estado equivocados."

   Wallace comenzó a estudiar el espiritismo en 1865, posiblemente incitado por su hermana mayor Fanny Sims, quien había estado involucrada en ello durante algún tiempo. Después de revisar la literatura existente sobre el asunto y de repetir los fenómenos que presenció en varias sesiones de espiritismo, llegó a aceptar que el espiritismo estaba conectado con una realidad natural. Durante el resto de su vida quedó convencido de que alguna de las sesiones era genuina, sin importarle cuantas acusaciones de fraude hicieran sus detractores.
   El espiritismo llamó la atención de muchas personas cultas de la época, que ya no encontraban aceptable la doctrina religiosa tradicional, y estaban, por otra parte, estaban insatisfechos con el punto de vista materialista y mecanicista, característico del pensamiento decimonónico. En cualquier caso, aquellos autores que han investigado los puntos de vista de Wallace en profundidad, ponen mucho énfasis en que para él el espiritismo era más una ciencia y una filosofía que una creencia religiosa.
   La defensa pública de Wallace del espiritismo y de "médiums" espiritistas perjudicó, sin duda su reputación como científico, y le restó apoyos. Perjudicó sus relaciones de amistad con los evolucionistas "oficiales", como Thomas Huxley y el propio Darwin, quien le acusó de ser fantasioso y demasiado crédulo.
   Wallace y otros científicos que defendían el espiritismo, como el físico William Crookes, fueron ridiculizados por la prensa especializada, e incluso se llegó a negar por cierto tiempo la concesión de una pensión a Wallace por su adhesión a estas fantásticas teorías, a pesar de que Darwin apoyó desde el principio la concesión de esta remuneración. Quizás también la defensa de la que siempre hizo gala Wallace de la causa del socialismo influyó en su aislamiento y progresivo olvido. Desde este modesto blog reivindicamos su memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario