BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

lunes, 14 de mayo de 2012

1º de Bachillerato: Verdad y dialéctica en Hegel:

   "[Para Hegel], la realidad no es un estado de cosas, sino un proceso: algo en continua evolución. (...) Hegel argumento que el cambio raramente es arbitrario o casual, sino que responde a cierta razón de ser. Cualquier situación o estado de cosas, sea cual fuere, resiste cualesquiera otras posibilidades, opuestas o contrarias, e impide que las otras cosas sean u ocurran. Esto significa que siempre hay conflictos intrínsecos a cada situación, que siempre hay fuerzas opuestas a las cuales acabamos resistiendo; lo que a su vez significa que ninguna situación es completamente estable: cada una lleva en un interior influencias desestabilizadoras que la pueden echar abajo, si las circunstancias adversas crecen lo suficiente. Así, podemos decir que cada situación guarda en sí misma las semillas de su posible destrucción. Según Hegel, es esta continua y perpetua inestabilidad lo que constituye los procesos de cambio que experimentamos o percibimos por doquier. Hegel formalizó su idea del cambio en lo que denominó dialéctica:  cualquier estado positivo de las cosas (denominamos a la descripción de éste nuestra tesis) está llamado a suscitar, simplemente por el hecho de existir, estados contrarios e incompatibles de cosas (el enunciado de esto es la antítesis) que lo desestabiliza y lo transforma en algo nuevo, en una nueva situación, en parte distinta y en parte la misma, en la que lo que antes eran elementos desestabilizadores, ahora son características estructurales constituyentes del nuevo objeto (a lo que podemos llamar síntesis). Pero este nuevo estado de cosas, por el mero hecho de existir, suscita..., etc. De modo que el patrón subyacente del proceso de cambio perpetuo e interminable es una constante y autorrenovadora tríada de tesis, antítesis y síntesis." (B. McGee, Wagner y la filosofía, FCE, México, 2008, pág. 57)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada