BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

viernes, 10 de febrero de 2017

2º de Bachillerato: Prueba EVAU: Análisis del Texto de Nicolás Maquiavelo "El Príncipe", Capítulos XV-XIX



Image result for Maquiavelo


   En este enlace tenéis el texto de Maquiavelo, El Príncipe. De este Texto en la nueva prueba EVAU hay que leer los capítulos XV al XIX.
   Seguidamente, os presento un resumen de las ideas principales que aparecen en estos capítulos, a fin de preparar la Prueba EVAU:


2º de Bachillerato – Historia de la Filosofía
Ideas principales del Texto de Maquiavelo (El Príncipe, Caps. XV-XIX)

   1ª) En estos capítulos de El Príncipe, Maquiavelo critica a aquellos filósofos que, como Platón, forjaron utopías políticas, y crearon en su mente Estados ficticios, en los que se presenta un modelo ideal del hombre y de la sociedad, que no existe realmente.
   2ª) Quien confía en la realización de esos Estados utópicos o ideales fracasará forzosamente, porque toma a los hombres por lo que no son: cree que son buenos y justos, cuando son, en general, crueles, cobardes e hipócritas.
   3ª) El político hábil y eficaz debe aprender a hacer el mal, cuando sea necesario para conservar el poder y mantener el orden y la paz en el Estado.
  4ª) El Príncipe, es decir, el gobernante hábil, debe procurar tener buenas cualidades morales y ser virtuoso, pero no debe preocuparle que le tachen de vicioso, o cruel, si se trata de defectos morales que pueden redundar en beneficio del Estado. A veces, la virtud puede ser contraproducente, y llevar a la ruina al Estado, mientras que ciertas acciones malvadas (mentir o engañar, por ejemplo) pueden resultar beneficiosas para conservar el orden público. Lo que debe tener en cuenta el político realista no es el ideal de la razón, sino la razón de Estado.
  5ª) Así sucede con las cualidades de la “tacañería” o la “prodigalidad”: son virtudes o defectos, según las circunstancias en que se practiquen, dentro de la vida pública, y pueden beneficiar o perjudicar al político ante los ojos del pueblo, dependiendo del momento.
   6ª) Lo mismo sucede con la caridad o la clemencia: es preferible que el gobernante sea clemente, pero la compasión puede a veces ser extremadamente nociva para el Estado. En general, es mejor para el Príncipe ser temido que amado (y, si se refiere a la jefatura del ejército, es siempre mejor ser temido por los soldados).
7ª) Pasando a la racionalidad, conviene que el gobernante se muestre racional, dentro de lo posible, pero a veces debe comportarse como un ser irracional, como una bestia, y debe ser como el zorro (siendo astuto, engañando y prometiendo lo que no va a cumplir) o como el león, mostrándose feroz.
   8ª) En general, es bueno que el Príncipe tenga virtudes, pero si no las tiene, debe al menos aparentar que las posee, disimulando, sin temer engañar al vulgo, que es siempre la mayoría, Así conseguirá mantenerse en el poder y evitar desórdenes.
  9ª) Aun utilizando estos medios para obtener el fin que se propone, el político hábil debe tener mucho cuidado de no ser odiado por el pueblo, para evitar conjuras y conspiraciones. Si el Príncipe no sólo es temido, sino también apreciado por los nobles y el pueblo, entonces no debe temer enemigo alguno.
  10ª) Maquiavelo pone muchos ejemplos, extraídos de la Antigua Roma, para demostrar que el Príncipe debe, primeramente, controlar el poder del Estado, mediante las virtudes de la audacia y la fuerza, y luego conservarlo mediante todos los instrumentos que estén a su alcance, incluidos los más cuestionables moralmente.

* * *


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada