BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

lunes, 3 de marzo de 2014

Antonio Machado, filósofo



   Hemos mencionado en clase la importantísima faceta de Antonio Machado como filósofo. En 1899, Antonio Machado viajó a París, donde vivía su hermano el poeta Manuel, y trabajó de traductor para la Editorial Garnier. Allí entró en contacto con Oscar Wilde y Pío Baroja, además de asistir a las clases del filósofo Henri Bergson, que le impresionaron profundamente. Parte de esta influencia, junto con las de Platón, Kant, Leibniz Unamuno y Ortega, se recogen en sus dos famosos "apócrifos": Juan de Mairena y Abel Martín. Su interés por la filosofía le llevó a licenciarse en nuestra materia -con dificultades, debido a la timidez y escasa facundia de Don Antonio-  en la Universidad Central.
   El programa de la UNED "Machado. Caminos del Pensamiento", además de ofrecernos una semblanza biográfica del gran poeta, también se analiza cómo algunas de estas circunstancias vitales fueron decisivas a la hora de enfocar su trabajo, tanto a nivel poético como filosófico. Se ofrecen opiniones muy positivas sobre su libro Juan de Mairena, considerada por algunos críticos como una de las obras más significativas del pensamiento español contemporáneo. En el programa intervienen la directora del mismo, Teresa Oñate, catedrática de Filosofía de la UNED, así como Alfonso Guerra, político y Presidente Comisión Constitucional; Ian Gibson, historiador y escritor, y José Manuel Caballero Bonald, escritor.
   También os remito a algunos enlaces muy buenos, que analizan la faceta filosófica de Machado:




   Y remataré la entrada con el clásico de Serrat (inevitable, si hablamos de Machado):


2 comentarios:

  1. Querido profe. He llegado a su blog buscando la pista de Paul Virilio, pero veo que lo dejo en favor de Hartman. Que maravilla topar con el portal donde publica entradas de filosofía. Si usted era un crack hace 25 años, ahora ni le cuento....Quien tuviera tiempo, o asquerosamente dinero para tener tiempo para asistir a sus clases de oyente.

    ResponderEliminar
  2. Estimado "Economista Trapecista", estimado amigo: ¿Cómo convencerte de que los años, en vez de convertirme en un "crack" no han hecho sino aumentar mi ignorancia? He leído mucho más, es cierto, pero solo ha servido para aumentar mi perplejidad sobre el mundo. Lo único que no ha variado es mi capacidad para emocionarme, al saber que a alguien le sirvieron mis atormentadas reflexiones para iniciarse en un camino que, de seguro, conduce a la perdición, pero, eso sí, a una perdición lúcida y consciente, que no es poco.
    Querido Economista", aprovecha tu trapecio para saltar por encima de esta nefasta realidad, y elevarte mediante las inagotables lecturas que amplían la mente y nos liberan de las supersticiones y las patrañas que tratan de imponernos. Yo soy parte del pasado; y el presente es siempre patético; por tanto, confía en ese futuro, que se abre ante nosotros cargado de posibilidades sentimentales e intelectuales. ¡Ánimo, y gracias por existir! ¡Feliz salto hacia las estrellas!
    ¡Ah, por cierto! No he abandonado a Virilio. Hice la tesis sobre Nicolai Hartmann, es verdad; pero mi interés por el pensamiento social no ha disminuido ni un ápice. Virilio sí que es un "crack"; lo fue y lo sigue siendo.

    ResponderEliminar