BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

domingo, 17 de febrero de 2013

La crisis dilucidada (y 15): Ladrón de bicicletas: El honor de los que pierden


   No conozco nadie que pueda contener las lágrimas ante el emocionante final de la mítica Ladrón de Bicicletas (Vittorio de Sica, 1948). Han pasado sesenta y cinco años del rodaje de esta obra maestra, una de las diez mejores películas de la historia del cine, y parece como si nada hubiese cambiado: la miseria del sistema capitalista; la feroz competencia que impone a los trabajadores, para obtener los escasos puestos de trabajo que les ofrecen; la desesperación del parado, que es víctima de los innumerables sinvergüenzas que genera una sociedad hostil e injusta, y, sobre todo, ese final de antología, en el que vemos cómo la degradación alcanza incluso a los mejores y más nobles, arrastrando sus vidas y su honor por los suelos. Sólo el amor (en este caso, el amor filial) prevalecerá, contra todo y sobre todo. El tiempo de crisis, con sus miserias, pasa; pero los valores permanecen, porque son inmutables. Aquí no caben relativismos, ni medias tintas, porque contemplamos la VERDAD con mayúsculas, en estado puro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario