BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

lunes, 28 de mayo de 2012

Newton y la alquimia

   Una de las facetas más desconocidas y misteriosas de la personalidad del gran Isaac Newton fue su interés por la alquimia.
   Isaac Newton es sin duda uno de los nombres más importantes de la historia de la ciencia y, fuera de toda duda, uno de los más decisivos. Y si bien, desde el concepto moderno de ciencia, podríamos pensar en este inglés como un hombre profundamente dedicado al pensamiento racional y la experimentación controlada, metódica, lo cierto es que, fiel a su época, Newton dedicó mucho de su tiempo a probar suerte en la alquimia, el antecesor directo de la química que por estar rodeado de simbolismo y un conocimiento hermético y misterioso, casi siempre se le margina a la categoría de creencias insostenibles.
   Sin embargo, el descubrir de la Ley de la Gravitación Universal (entre otros fenómenos del mundo físico) legó una gran cantidad de apuntes a propósito de su experiencia alquímica, muchos de los cuales fueron suprimidos en ediciones posteriores de su obra, aunque recientemente se han recuperado e incluso han servido para reproducir dichos experimentos.
   En el primero de los videos se observa la reducción de plata a partir del nitrato de plata mientras un poco de cobre se disuelve en la solución. En el segundo este cobre se reduce al tiempo que un poco de hierro se disuelve.

   "Y así, cuando una solución de hierro en agua fuerte disuelve el Lapis Calaminaris y deja ir el hierro, o una solución de cobre disuelve el hierro inmerso en esta y deja ir el cobre, o una solución de plata disuelve el cobre y deja ir la plata, o una solución de Mercurio en agua fuerte que se vierte sobre hierro, cobre, estaño o plomo, disuelve el metal y deja ir el mercurio […]"

   Así describió Newton, en 1730, sus pruebas, con el característico lenguaje de esta ciencia que aun sin considerarse antecedente de la química moderna, posee valor en sí misma —tanto que el propio Newton incursionó en sus dominios. 
Experimentos alquímicos de Newton

No hay comentarios:

Publicar un comentario