BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

lunes, 5 de septiembre de 2011

Música iniciática: Yanni: Hacia una Nueva Era

   Entre los compositores más prolíficos e interesantes de los últimos años está, sin duda, YANNI (Yanni Chryssomallis, 14 de noviembre de 1954), compositor griego del movimiento New Age.
   Su formación musical fue irregular, aunque de niño aprendió a tocar el piano, si bien nunca cursó estudios de conservatorio
   En 1973, se trasladó a los Estados Unidos, donde estudió psicología en la Universidad de Minnesota, interesándose sobre todo por Sigmund Freud, cuyo pensamiento constituye unas de las referencias indispensables para entender su carrera.
   Su música instrumental (con ocasionales intervenciones vocales) se caracteriza por una especial intensidad y capacidad de penetración espiritual, hasta el punto de que se considera tiene propiedades vinculadas al llamado "Efecto Mozart". También se encuentra muy ligada a efectos étnicos y multiculturales, recogiendo influencias, entre otras de las culturas del Mediterráneo.
   Su mayor éxito comercial se produjo con la presentación de su álbum y vídeo Yanni Live at the Acropolis (1993), grabado en el Teatro ateniense de Herodes Ático, y publicado en 1994.
   También ha sido el primer músico que actuó en la Ciudad Prohibida de Pekín, y unos de los pocos en ejecutar su fascinante repetorio en el Taj Mahal de la India. En 2003 se publicó una autobiografía del músico (Yanni in words), en la que aclara numerosos puntos sobre su actividad creadora, así como las principales influencias que ha recibido su música.
   ¿Qué nos comunica la música de Yanni? Yo diría: nada y todo; en este sentido, resulta, como se ha resaltado más de una vez, muy parecida (salvando las distancias) a la música mozartiana, pues, tras una aparente simplicidad, oculta un profundo e inagotable contenido emocional. Desde este punto de vista, el álbum más recomendable es, a mi juicio, Ethnicity, una joya que, a mi modesto entender, no puede faltar en ninguna discoteca.
   Ahí van algunas interpretaciones del músico heleno, para abrir boca, e iniciarse en su delicioso mundo sonoro:


No hay comentarios:

Publicar un comentario