BLOGELEUSIS: FILOSOFÍA, y más allá...


Según Walter Burkert, los antiguos misterios "eran rituales de iniciación de carácter voluntario, personal y secreto que aspiraban a un cambio de mentalidad mediante la experiencia de lo sagrado." (Cultos mistéricos antiguos)

Con los decretos imperiales de 391/392, que prohibieron todos los cultos paganos, y con la destrucción de los santuarios por los godos al mando de Alarico en 394, los misterios súbitamente desaparecieron...

¿Desaparecieron? ¿O dejaron de ser algo meramente exterior, para madurar y convertirse en lo que siempre pretendieron ser: una experiencia interior, dirigida a enriquecer al sujeto, y al margen de cualquier formalismo abstracto, vacío?

Este blog -creado precisamente en Madrid, la ciudad situada en el centro, y presidida por la estatua de Cibeles, la Gran Madre- pretende recoger el espíritu de esos misterios, sean los de Eleusis, Dionisos, Méter, Isis o Mitra, y combinarlos con el saber filosófico, para estimular el avance espiritual de aquellos que quieran participar en su creación.

Igual que en las iniciaciones del pasado, habrá en él dos niveles: el preparatorio, en el que se incluirán materiales destinados a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato, que acaban de iniciarse en el camino del conocimiento; y el especializado, en el que el autor incluirá temas filosóficos de nivel superior, o situados en los márgenes del pensamiento filosófico "oficial". También se incluirán referencias a sus publicaciones, a fin de que puedan ser localizadas, comentadas, y desde luego criticadas, por aquellos que se encuentren interesados por los problemas a los que dichas publicaciones se refieren.


En estos tiempos que corren, oscilantes entre el dogmatismo fanático de las religiones oficiales y el más burdo de los materialismos, los defensores del auténtico progreso espiritual no pueden desesperar, ni ceder un ápice de terreno. Hoy, como siempre, este ha de ser nuestro lema:

"Fortes viri adversa fortuna probabuntur"

jueves, 16 de junio de 2011

La supuesta deriva del Movimiento 15 M: ¿Violencia ciudadana o conspiración para hacerlo fracasar?

   Uno de los procedimientos utilizados por el poder desde tiempos inmemoriales es infiltrar en la oposición [problema] elementos violentos camuflados, que provocan desórdenes, o incitan a provocarlos; así generan indignación en la opinión pública [reacción], que exige la restauración del orden; seguidamente, el poder establecido refuerza su posición, reprimiendo a esa "oposición violenta" [solución del problema].
   Este esquema (ya detectado, entre otros, por D. Icke) es el que parece estar funcionando con el Movimiento 15-M: primeramente, los políticos y el capital provocan una situación de crisis absolutamente intolerable, que lleva a la población a salir a las calles, harta de sufrir abusos; a continuación, se va aumentando día a día la presión económica, para que la ira se generalice; y luego, grupos incontrolados de violentos canalizan esa ira contenida, de manera que, finalmente, la muchedumbre se exalta y desmanda, provocando el caos. A partir de ahí, todo el movimiento queda estigmatizado, ridiculizado, o, en su caso, proscrito, ante los ojos del resto de la población; de manera que el poder se ve "obligado" a intervenir, porque los violentos "han pasado la línea roja": Hay que restaurar el orden -se dice- porque "las cosas no pueden seguir así", y hay que decidirse a ejercer una "violencia legítima" contra la "violencia ilegítima" que ponen en práctica por los manifestantes. Esta técnica, tan antigua como eficaz, aparece, si no recuerdo mal, magníficamente ejemplificada en algunos novelistas españoles; p. ej.: en la Fontana de Oro de Galdós, o en las Memorias de un hombre de acción de Baroja.
   Tal parece ser la famosa "deriva" que está experimentando el movimiento 15-M. De hecho, en algunas redes ha aparecido una breve grabación en la que parece haber instigadores violentos, ajenos al movimiento, que tras provocar disturbios, se marchan tranquilamente, protegidos por las fuerzas de seguridad:


   ¿Provocación de los manifestantes, o conspiración del poder? Es muy difícil aclararlo, dada la complejidad y confusión de los sucesos que están acaeciendo, en los que a veces resulta muy difícil saber quién juega limpio y quién no. Que estos mecanismos fraudulentos han sido utilizados desde siempre, para desestabilizar y desacraditar, es indudable; que esto haya sucedido  también en este caso, no es fácil saberlo. No llego a creerme que hayan sido fuerzas policiales las que iniciaron las provocaciones; pero también sé que el poder adopta a veces caminos muy oscuros para perpetuarse (podría tratarse de matones, pagados para crear disturbios: no sería ni la última vez, ni la primera).
   Por mi parte, espero que esta "deriva" no se consume: Si han sido los propios manifestantes los que se han visto tentados a ejercer la violencia, deben renunciar inmediatamente a seguir este camino; y si la provocación procede de elementos comprados o fieles al poder establecido, que conspira para desacreditar  todo el movimiento, los manifestantes tienen que estar muy atentos para detectarlos y denunciarlos, sin ceder a la tentación fácil de canalizar su justa ira de forma violenta. Es precisamente eso lo que el sistema desea: que los que lo critican tengan tan escasa altura moral y sean tan indignos como él; que se pongan a su altura, para para poder eliminarlos mucho más cómodamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario